VERANO















Este verano es un verano de fantasmas
De encontrarte en cada esquina
De hacer la ouija con tus cajones
De no querer tocar nada por no invocarte demasiado
De tirar tu ropa vieja a escondidas porque decirlo en voz alta nos sigue costando
De ver tu marca en todos los detalles.

Nuestra casa es demasiado grande
Es demasiado tú
Es demasiado tuyo
Es habitar tu cascarón de cemento, madera y piedra con la esperanza de verlo florecer de nuevo,

porqué lo contrario
sería morir contigo y enterrarte del todo.

Postales














Estoy de viaje 
pero a diferencia que tú vuelvo en unos días.
Aquí, 
lejos de casa, 
en la distancia duele menos.
Pienso en las cosas que voy a contarte, 
los monumentos que visito, 
las fotos que tomé. 
Los kilómetros se confunden, 
ahora es tu ayer, 
mi noche es tu mañana. 
Es hoy
Y por momentos 
parece que a mi vuelta de verdad volveré a verte. 


Lunes

La casa del poeta tiene amarillo en las paredes

tiene versos tirados por todos los suelos.

Don limpio es una elipsis en su baño,

la metonimia de una lámpara cuelga del techo junto a un cuadro ahora analepsis,

no hay escoba ni fregona.

no las necesita

el poeta sólo duerme en esa casa,

él habita en las palabras

en los dobles sentidos, en las metáforas y en los sinsentidos,

las únicas llaves que le interesan son aquellas que le abren las puertas de las musas.

El resto es accesorio.